Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Tecnicas y Equipos Pesca a mosca Viento, nubes y la pesca con mosca de ciprínidos

No hay peor enemigo del pescador a pez visto, que un agua muy rizada junto con un buen nubarrón tapando el sol.  Y estoy hablando de la combinación de ambos fenómenos, pues por separado, personalmente, los considero buenos aliados del pescador que no quiere ser delatado.

 


Para aquellos pescadores que no han disfrutado aún de lo emocionante que puede llegar a ser la pesca a pez visto, un día nublado en el que el viento balancee suavemente las copas de los árboles y rice la superficie del agua, es una jornada como otra cualquiera. Sin embargo, una jornada de pesca con estas características, puede llegar a dar al traste con nuestras opciones. En esta época del año en la que nos encontramos, los días suelen por lo general ser así, propios de la primavera en la que el tiempo es muy cambiante.

 

 

 

 

 

Para aquellos que no lo sepan, la pesca con mosca de ciprínidos requiere de la localización y visualización previa, más o menos clara del pez. Esto se debe fundamentalmente a varios motivos:


En primer lugar, y partiendo de la base de que el escenario de pesca es un embalse, hay que pensar que nos enfrentamos a una masa de agua grande, en la que la densidad de peces es variable, de tal modo que podría llegar a darse la circunstancia extraordinaria de dar con una  zona con la suficiente concentración de peces como para lanzar sin haber localizado claramente a nuestro objetivo. Pero como ya he dicho, esa circunstancia sería extraordinaria, y lo habitual es que tengamos que andar unos cuantos kilómetros antes de dar con algún pez en posición franca, ya sea carpa o barbo, para poder lanzarle con ciertas garantías. La pesca “al agua” de estas dos especies por tanto, estará prácticamente descartada.

 

 

 

 

 

Por otro lado, al contrario que puede suceder con otro tipo de peces más agresivos, el mero hecho de que una carpa o un barbo se coma nuestra mosca, no nos asegurará su captura. Es importante poder ver cuándo lo hace, para así poder clavar en el momento justo, pues de otro modo, puede llegar a escupir la mosca antes de que clavemos. Estos ciprínidos comparten la característica de que su boca es muy carnosa, siendo condición imprescindible para el éxito de nuestra pesca, una clavada firme y enérgica a modo de cachete, el cual, tendremos que realizar en el momento adecuado, cosa que no resulta del todo fácil, aunque a base de práctica se conseguirán buenos resultados.

 

 

 

 

 

Y digo en el momento adecuado porque otra de las características de estos ciprínidos es su deficiente visión, lo cual facilita que fallen en muchos casos cuando se disponen a engullir nuestro señuelo, sobre todo pescando en superficie, pues tampoco son peces morfológicamente diseñados para comer en esta capa de agua, pues tienen el morro dirigido hacia abajo y al subirlo, pierden de vista su objetivo.

 

 

 

 

 

 

Cierto es que habría que distinguir entre la pesca en superficie y la pesca con ninfa o pequeños streamers. Si nos encontramos en el embalse, y comenzamos a ver continuas cebas en superficie, será el momento de poner un buen escarabajo, hormiga alada o saltamontes que tengamos en nuestra caja de moscas. En estas circunstancias, la ausencia de sol no será un gran inconveniente, pues tendremos la oportunidad de pescar observando esas cebadas o buscando en la superficie del agua a aquellos peces que merodean en las capas más altas, asomando sus bocas de cuando en cuando. Normalmente, un agua excesivamente rizada y la actividad en superficie, suelen ser incompatibles, aunque no es una regla exacta.

 

 

 

 

 

 

 

En caso de que lo que nos encontráramos fueran peces hocicando en el fondo, la nube de lodo en suspensión que provocan, será argumento suficiente para lanzarles, tratando antes de averiguar en qué posición se encuentra el pez, para lanzarle lo más próximo a la boca nuestra ninfa o streamer. Para estas circunstancias, personalmente prefiero el agua un poco rizada, pero con el sol apretando en una posición elevada y a ser posible situado a mis espaldas.

 

 

 

 

 

 

Como veis, no todo son inconvenientes. Podemos llegar a convertir al viento y a las nubes en nuestros aliados. Con el agua rizada, tendremos la oportunidad de acercarnos más al pez, y evitar por tanto lances excesivamente largos, los cuales estarán dificultados además por el viento presente. También hay que tener en cuenta que, ante la falta absoluta de viento, el pez desconfiará de aquel insecto que caiga precipitado a la superficie del agua, por lo que algo de brisa supondrá en principio una mayor predisposición de barbos y carpas para comer arriba. Por el contrario, un día excesivamente soleado y con el agua en calma y cristalina, puede llegar a ser una jornada desastrosa en la que los peces probablemente huirán despavoridos a cada paso que demos por la orilla del embalse. Además, la ausencia de sol, evitará que proyectemos nuestra sombra en el agua, lo que también provocará sin dudas la huída o el rechazo a nuestras moscas por parte de carpas y barbos.

 

 

 

 

 

Estas líneas escritas son simplemente algunas de mis conclusiones personales tras muchos kilómetros a pie y a remo por los embalses de nuestra geografía, y no son por tanto ninguna regla exacta, ni una doctrina a seguir. Si así fuera, esta pesca no sería tan interesante. Seguro que vosotros también tendréis vuestra opinión; animaos a comentarla.

Comentarios (16)
16 Lunes, 14 de Mayo de 2012 22:36
Javier P. - Peskacor
Increible relato Miguel, muy pero que muy constructivo. Se agradece.
Enhorabuena a todos por esas capturas.

Un saludo.
15 Sábado, 12 de Mayo de 2012 01:34
Israel Jiménez
Ayyy como se agradecen estos tutoriales para los que nos estamos iniciando!!!

Seguid así amigos.

Un saludo del escarabajo de ribera
14 Martes, 08 de Mayo de 2012 08:55
Miguel-Peskacor
Qué tal José Antonio, me alegra verte por aquí!

Efectivamente, cada maestrillo tiene su librillo...Lo de la sombra proyectada es del todo cierto, si bien habrá más proyección cuanto más bajo esté el sol. Aun así prefiero el sol de espalda, pues es como si un foco alumbrase hacía donde quiero ver; de otro modo, ese foco me deslumbraría...Pero vamos, que si los barbos está buenos, como si los pescamos de noche, jejeje

Saludos.
13 Martes, 08 de Mayo de 2012 08:53
Miguel-Peskacor
Buenas Javi,
Lo de la lluvia del otro día....jejeje, para contárselo a los nietos
Bueno, lo importante es que le está cogiendo bien el puntillo a la mosca, poco a poco, pero has tenido mala suerte con el año elegido para empezar, pues en el rio te habría resultado más fácil haberte hecho ya con algún gitano
Paciencia

Saludos.
12 Lunes, 07 de Mayo de 2012 19:28
Barbux
¡¡¡¡¡Maldito viento y jodidas nubes ¡¡¡¡¡¡ Es lo primero que se le ocurre a un mosquero de ciprinidos pero como bien dices hay que saber usarlos como un arma a nuestro favor. Dicen que cada maestrillo..............Personalmente prefiero pescar con el sol de cara, alto o en su defecto de costado pero nunca de espaldas, Mas que nada es por no proyectar la sombra sobre el agua. Sabido es por todos que basta tan solo con la sombra de la linea volando para alertar a estos bichos. Si no tengo mas postura, intentaré agacharme lo max. Esperemos que estas lluvias animen a algunos a tomar las corrientes.
Bonitas fotos y bonitos gitanos.
Felicidades
11 Viernes, 04 de Mayo de 2012 08:19
Javier Muñoz - Peskacor
Buen relato Miguel.
La verdad es que por lo que voy viendo en mis propias carnes, un solazo con agua rizada es una muy buena combinación, ya que los barbos y las carpas prestan algo menos de atención a los pescadores, y eso en el caso de los novatos de pesca a mosca como yo, se agradece, ya que te dejan algo más de tiempo.
Con respecto a la lluvia del otro día no te voy a decir nada... qué mal rato leches, cuelga alguna foto, si es que la cámara no se ha ahogado... jeje.

Un saludo.
10 Jueves, 03 de Mayo de 2012 15:58
Miguel-Peskacor
Jose, este año te vamos a echar de menos...Una lástima que al final no haya podido ser. Al menos parece que ahora sí está lloviendo para que el campo no sufra tanto este verano próximo, y quien sabe si algún que otro rio coge barbos, aún hay tiempo...ya veremos.

Saludos
9 Jueves, 03 de Mayo de 2012 15:56
Miguel-Peskacor
Hola Leo,

Muchas gracias por visitarnos de nuevo desde tierras tan lejanas.
Me alegra que te haya gustado la entrada

Un abrazo
8 Jueves, 03 de Mayo de 2012 15:54
Miguel-Peskacor
Hola Antonio
Lo que comentas de los insectos que caen con el viento es totalmente cierto. Es la base de la pesca con estos insectos terrestres tipo escarabajo, saltamontes, etc.
Nos vemos compañero!
7 Jueves, 03 de Mayo de 2012 15:52
Miguel-Peskacor
Vicente, por lo que leo coincidimos en lo del agua rizada y con sol. Que haga más o menos viento no es tan importante como la ausencia de sol: entonces sí que no se ve nada...
Lo de la escalopendra, más grima me dió a mí cuando golpeé una piedra con el pie y me la encontré debajo...ufff El otro día fue una víbora la que se puso en mi camino: menos mal que la vi justo antes de pìsarla.
Hay que estar pendiente del agua y del camino!!

Saludos
6 Jueves, 03 de Mayo de 2012 15:50
Miguel-Peskacor
Qué tal Alvaro?
La verdad es que con estos barbos nunca se sabe...Ahora que dices lo de la amenaza de tormenta, todavía me estoy secando de la que nos cayó a Javi y a mí el pasado martes, pufff...una hora de reloj debajo de un chaparro aguantando a que pasara la tormenta, empapados y muertos de frío!! Menos mal que lo arreglamos con unas cuantas capturas, jejeje

Saludos
5 Jueves, 03 de Mayo de 2012 10:49
Jose
Está claro que cada uno se rige por su experiencia, pero a veces hay otra gente que sabe un poco más, ya sea por horas en el escenario de pesca, por ser ribereño o por ser observador.
El caso es que vosotros habéis demostrado que tenéis conocimientos suficientes para lograr buenas jornadas de pesca.
Es una pena que este año los caudales no acompañaran, pues me queda un mal sabor de boca por no acudir a la subida del barbo, pero está claro que la próxima vez iré con más ganas.
Me quedo con la foto del escarabajo, sujetando el labio por un hilito. Eso es trabajar bien un pez y de eso yo también sé jejeje.
Enhorabuena a todos y un saludo desde el norte.
4 Miércoles, 02 de Mayo de 2012 01:14
Leo Kutú
Hno. de los anzuelos, Miguel:
Bonita entrada y con aportes instructivos.
Un abrazo gigante y,...
Un afectuoso sapukay.-
3 Lunes, 30 de Abril de 2012 01:09
A.Luis-Chopiki
Que historia mas bien contada Miguel.
La verdad es que hay dias en los que el tiempo esta bastante mal y tienes una jornada de lo más satifastoria y otros dias al viceversa.
Personalmente yo prefiero viento cuando hay actividad en superficie, ya que los barbos estaran más atento a todo lo que caiga al agua, y sobretodo cerca de los árboles. Digo esto porque cuando hace viento y mueve la copa de los árboles los insectos que existan en ellos caeran al agua y a estos animales no les parecera tan raro una imitacion de insecto. Lo digo porque esto que cuento me ha pasado muchisimas veces, supongo que a vosotros también.
Cuando no hay viento, prefiero que el cielo nublado. Pero si de vez en cuando aparece el sol muchu mejor.
2 Domingo, 29 de Abril de 2012 17:45
Vicente
No puedo estar más de acuerdo, Miguel. La combinación de ambos fenómenos meteorológicos suele ser nefasta para los pescadores a mosca. Personalmente, prefiero sol y el agua algo rizada.

Para mi lo peor es el viento. Sí, ya sé que para todos, pero para quienes aún no dominamos bien el lance, supone un hándicap aún mayor.

Interesante entrada y, como siempre, bonitas fotos. ¡La de la escolopendra da un poco de grima!

Saludos
1 Sábado, 28 de Abril de 2012 21:22
Álvaro-Satubetis
Buen relato Miguel sobre estos puñeteros días de primavera. Son estos días inciertos los que te enganchan a esta pesca, pues nunca sabes como acabará la cosa. Todavía recuerdo un día con Kikefly, amenazaba tormenta, y aún así nos fuimos de pesca, fue bestial, no paramos de sacar peces en todo el día.... sin embargo otra veces parece que no hay vida...

Bonitas fotos también.

Un saludo

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Comentario (puedes utilizar código HTML aquí):
  La palabra para verificación anti SPAM. Letras minúsculas sólamente y sin espacios.
Palabra de seguridad: