Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Relatos Jornadas Las Truchas del Coto de Puente Ortega

Con la llegada de la primavera, también se abre la temporada de pesca de trucha en régimen de baja montaña en Andalucía, concretamente el pasado domingo 18 de marzo, día en el que hemos tenido el privilegio de pescar uno de los mejores cotos que aún presumen de tener una respetable población de trucha autóctona. Visitamos el Coto de Puente Ortega, en la Sierra de las Villas,  Jaén.

 


Días atrás ya estuvimos en este impresionante paraje por el que discurren alegres y puras las aguas del Guadalquivir, entre imponentes montañas que guardan este preciado tesoro.

 

 


La parte más alta de este coto está reservada a la pesca con mosca, por lo que la afluencia de pescadores está limitada. Si a esto le unimos que desde primeros de temporada hasta bien avanzado el verano, el embalse del Tranco no cesa de aliviar agua para satisfacer la demanda de los regantes, la pesca en este escenario se reserva sólo para unos cuantos valientes. El caudal medio al que nos enfrentamos durante toda la jornada fue de unos 6,5 m3/sg, suficiente para poner a prueba la fuerza de nuestras piernas en los arriesgados vadeos que tuvimos que realizar.

 

 

 

No todo fueron inconvenientes, pues cabe destacar que, desde que el año pasado se celebrara, tanto en este coto como en el cercano Coto Sillero, el XXII Campeonato de España de Selecciones Autonómicas de Pesca de Salmónidos a Mosca, los accesos al río han sido acondicionados mediante labores de desbroce del matorral, lo cual es de agradecer. Por otro lado, quiero dejar constancia de que la guardería del coto brilló por su ausencia durante todo el día, lo cual no creo que sea apropiado en un coto tan vulnerable como éste.

 

 

 

Ante el escenario de pesca al que nos enfrentábamos, tanto Alvaro como Juan Alfonso y yo, optamos por pescar a la polaca, empleando para ello un tándem de dos ninfas compuesto fundamentalmente por perdigones y ninfas de faisán, así como emergentes de tricóptero.

 

 

 

Juan Alfonso consiguió hacerse con dos preciosas truchas con su perdigón montado en color claro. Lástima por la rotura de su tippet que sufrió ante la picada de un tercer  ejemplar de buen tamaño.

 

 

 

Por mi parte, tras un buen rato machacando una zona de corrientes, logré hacerme con esta bonita pintona de librea pura y definida. El momento de la picada fue a la pasada, instante en el que hay que tener especial cuidado, pues al levantar la ninfa del fondo, simula el momento de la emergencia de la misma, y las truchas no suelen dudar en picar. La mosca, emergente de tricóptero.

 

 

 

Nuestro buen amigo Alvaro se estrenaba en la pesca con mosca de estas astutas pintonas. Muchas eran las dudas que se le planteaban a pie de rio, pero supo resolverlas con soltura.

 

 

 

El día transcurría sin que el fuerte caudal del agua nos diera tan si quiera una pequeña tregua, y las fuerzas de nuestras piernas comenzaban a abandonarnos. Tampoco las capturas estaban siendo muy abundantes, por lo que decidimos hacer un pequeño paréntesis para comernos los bocatas y retomar la segunda parte de la jornada con más fuerzas.

 

 

 

De nuevo por la tarde nos metimos en el rio. Nuestros cuerpos comenzaban a estar algo entumecidos, pues el agua bajaba gélida procedente de lo más profundo del embalse. El uso de vadeadores de neopreno en un rio como éste, se hace más que recomendable. No obstante, las ganas y la ilusión eran superiores al frio, así que nos pusimos de nuevo a pescar.


En mi caso, tenía echado el ojo a una tabla a la cual no pude ir por la mañana, así que ése sería ahora mi objetivo. Tras no pocos problemas para vadear una zona profunda y comprometida, conseguí acceder a ella.

 

 

Mientras cambiaba mi bajo de ninfa por el de seca, miraba de reojo por si observaba alguna cebada, pues se estaba produciendo una eclosión de pequeñas efémeras claras que no logré distinguir. Los primeros lances los hice con una emergente montada en un anzuelo del 18 con seda Gutermann amarillo huevo, brincada con hilo de montaje marrón y exuvia de antron claro . No obtuve respuesta con esta mosca, por lo que cambié a un tricóptero en pelo de ciervo. Al tercer lance conseguí posar la mosca bajo las ramas de un árbol que invadía la mitad del cauce, y ahí se produjo la subida. Clavé con firmeza e instintivamente, pues la mosca se encontraba a una considerable distancia, y eran muchos los metros de línea que tenía que tensar, pero conseguí hacerme con esta preciosa trucha que tras la foto de rigor devolví con el mayor de los cuidados.

 

 

 

 

 

 

La anécdota de la tarde la protagonizó Juan Alfonso quien fue sorprendido por una cochina y sus rayones mientras se encontraba inmerso en sus pensamientos de pesca. Menos mal que todo quedó en un susto, porque con las crías por medio, nunca se sabe cómo puede reaccionar un animal como éste. En el último plano de la foto, en el centro, podréis observar al animal tras el encuentro.

 

 

 

Poco más dio de sí este espléndido día de la apertura en el que estas frías y turbulentas aguas del Guadalquivir quisieron poner a prueba a estos tres apasionados de la pesca con mosca. Con la promesa de volver pronto a este lugar, pusimos rumbo a nuestras casas entre anécdotas y recuerdos que perdurarán durante mucho tiempo en nuestra memoria.

Comentarios (15)
15 Martes, 10 de Abril de 2012 12:39
Marcelo
ESTO YA SON PALABRAS MAYORES, vaya paraíso

enhorabuena.
14 Miércoles, 04 de Abril de 2012 01:00
Leo Kutú
Hno. de los anzuelos, Miguel:
¡¡¡Qué lugar más precioso!!!. Muy bonito entorno natural, al que se debe cuidar con celo, sin ninguna dudas.
Digno de estar pescando allí,...lo hice a través de tus fotos y relato.
Un abrazo grandote y,...
Un afectuoso sapukay.-
13 Viernes, 23 de Marzo de 2012 20:09
J Alfonso - Peskacor
No se puede transmitir mejor lo acontecido Miguel. Mucho tiempo hacía que esperábamos el poder visitar este escenario tan pintoresco, y aunque como todos sabemos la apertura no es el mejor momento para enfrentarse a uno de estos lugares, la experiencia ha sido fabulosa, la compañía inmejorable y las truchas que nos han regalado sus picadas magníficas. Deseando el poder retar de nuevo a las pintonas...
12 Viernes, 23 de Marzo de 2012 08:27
Miguel-Peskacor
Gracias Antonio por tus ánimos. Las fotos en concreto son una aportación de los tres. Por supuesto que puedes contar para lo que quieras con nosotros. Trataremos de ayudarte en lo que podamos dentro de nuestras posibilidades. Y si puedes, no dejes de ir a pescar a Puente Ortega, pues merece la pena aunque sea por visitar la zona.
Gracias y saludos
11 Viernes, 23 de Marzo de 2012 02:38
Chopiki-A.Luis
Un relato sencillamente brillante Miguel y unas fotos preciosas. Me alegro por esas capturas ya que las pintonas en aperturas son muy jod.... de engañar. Me alegro mucho por todos, lo tuvisteis que pasar genial.
Espero que este año pueda visitar ese coto por primera vez, ya que lo tenia en punto de mira hace algún tiempo. Ya se aquien tengo que pediles consejos.

Un salado y buena pesca.
10 Jueves, 22 de Marzo de 2012 08:28
Miguel-Peskacor
Hola Alvaro-Satubetis

La verdad es que este coto es una maravilla que te recomiendo que visites. No es fácil de pescar, pero es que eso es lo que me gusta

Gracias y saludos
9 Jueves, 22 de Marzo de 2012 08:26
Miguel-Peskacor
Hola José Antonio,
¡ Como para no haber oido hablar de este coto! Es probablemente el mejor de Andalucía, y por ello he querido hablar abiertamente de él, para que los pescadores lo visiten, saquen sus permisos, y se obligue a la Administración a tenerlo en un buen estado de conservación y guardería.

Dices que no te habrías metido? Yo creo que sí...Además, me da la sensación, por lo vídeos que he visto de Pablo Castro Pinos pescando en los rios que creo que vais a visitar en Bosnia, que aquellos también bajan fuertes y muy frios, procedentes de los manantiales y fuentes naturales de los que se nutren, en los que conviven arcoiris, farios y tímalos.

Gracias y saludos.
8 Jueves, 22 de Marzo de 2012 08:21
Miguel-Peskacor
Hola Javi P.

Suéltate esta primavera un poco más con los barbos y las carpas, y verás como para finales de verano te sentirás lo suficientemente seguro de ti mismo como para echar un día de truchas, lo cual te va a encantar, aunque con éstas, lo que prima es la calidad, no la cantidad...

Gracias y saludos.
7 Jueves, 22 de Marzo de 2012 08:18
Miguel-Peskacor
Hola Pablo!!

Como verás las truchas del sur no se parecen en nada, en cuanto a su librea, a las gallegas, que son mucho más oscuras y con grandes opérculos. No obstante, aquí tenemos cuatro sitios mal contados para pescarlas, mientras que allí las tenéis hasta en las cunetas de las carreteras, jejeje

Gracias y saludos
6 Jueves, 22 de Marzo de 2012 08:15
Miguel-Peskacor
Vicente, tú fuiste testigo de primera mano de cómo bajaba aquello de agua...había que pescar con una mano agarrada a cualquier rama, jejeje...Ya habrá días mejores, pero nos volvimos contentos por haber conseguido unas cuantas de estas preciosas truchas.

Gracias y Saludos.
5 Miércoles, 21 de Marzo de 2012 22:44
Álvaro-Satubetis
Uuuuuuuuuuuuh¡¡¡ Qué preciosidad Miguel, a pesar de todo salieron truchas, así que no os podéis quejar. Está claro que pasasteis una bonita jornada, me alegro.

Preciosas fotos y preciosas truchas. Una maravilla.

Saludos
4 Miércoles, 21 de Marzo de 2012 22:00
Barbux
Mucho me han hablado de este emblematico lugar tanto por sus truchas como por sus cambios de nivel. Sin lugar a dudas sois unos valientes con meteros en el rio en esas condiciones. Yo no lo hubiese hecho.
Felicidades a los 3 por la jornada
3 Miércoles, 21 de Marzo de 2012 17:37
Javier P. - Peskacor
Increible el relato, unas imagenes preciosas. Mi enhorabuena a los tres.
Da gusto ver y leer entradas como estas.
Espero vivir pronto alguna experiencia similar (exceptuando lo de la cochina :P).

Un abrazo.
2 Miércoles, 21 de Marzo de 2012 00:36
Pablo de "Pesca por los ríos de Galicia"
Impresionante truchas, que libreas tan espectaculares tienen esas pintonas andaluzas, preciosas.
Me alegra ver que habeis tenido éxito con las ninfas y con la seca pues el rio con ese caudal no es un escenario facil de pescar.

Id practicando que los reos os esperan en Galicia.

Un abrazo
1 Martes, 20 de Marzo de 2012 23:06
VICENTE
Gran relato, Miguel. Como ya sabía que estaríais en Puente Ortega el día de la apertura, lo esperaba para disfrutar de vuestra jornada, ya que yo no pude estar con la caña, aunque no estaba lejos de allí.

Lástima que bajase más agua de la cuenta. Con tanta agua y tan fría, la pesca a mosca se vuelve aún más complicada de lo que ya es al comienzo de la temporada. Por eso vuestras capturas tienen todavía más valor.

Enhorabuena a los tres.

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Comentario (puedes utilizar código HTML aquí):
  La palabra para verificación anti SPAM. Letras minúsculas sólamente y sin espacios.
Palabra de seguridad: