Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Relatos Peskacor-mar Peskatas de verano

Largas noches hemos pasado a pie de playa, con la esperanza puesta en el puntero de nuestra caña, esperando ese tintineo inequívoco que delata la picada de un pez. Noches con más o menos fortuna, pero con la recompensa segura que te regala una cálida noche de verano en la orilla del mar.

 

 

 

 

Atrás quedan estos meses de verano en los que como aficionados al surfcasting hemos plantado nuestras cañas en las numerosas playas y calas de nuestro extenso litoral malagueño. Playas como las de Benagalbón, Guadalmar, Bajondillo, Cabopino y el Rosario han sido testigos de nuestros lances. Noches larguísimas debido al horario de peska en esta época, al coincidir con los bañistas, reduciéndose la práctica de nuestro deporte a las últimas horas del día y hasta el amanecer, lo que hace que en más de una ocasión lleguemos a casa a horas no demasiado “correctas”.

 

 

Una vez puesto el sol y como por arte de magia han desaparecido niños, sombrillas, pelotas y palas, momento en el que nos hacíamos dueños de la playa. Todo un placer el poder introducirnos en el agua un par de metros descalzos y en bañador para así poder alargar unos metros nuestros lances, cosa que dentro de un mes no va a ser posible.

 

Hemos sido testigos de cómo Higinio (pescador de la Sierra de Segura) nos enseñaba a sacar lenguados, arrastrando el plomo por el fondo de la playa y que tras imprimir pequeñas pausas conseguía provocar la picada de los mismos; y de cómo Alejandro ha desempolvado sus antiguas cañas recuperando de nuevo la pasión por la pesca tras sacar una dorada de más de dos kilos en el Bajondillo.

 

 

 

 

 

Dejamos también las vacaciones en Isla Cristina y Punta Umbría, donde Juanlu y Carlos nos comentan que allí no pican ya ni los mosquitos, cosa que ha hecho que ambos desplacen sus peskeros a las zonas del Portil y del Rompido, no perdiendo también ocasión en la que embarcarse. Juanlu es un pescador cordobés que pasa gran parte del año residiendo en Punta y que lleva a gala el no haber comprado nunca una caja de cebo vivo para peskar, ya que el mismo lo recolecta a pie de orilla y de marisma. Carlos, una vez obtenido el doctorado en la peska de la Dorada, ha decido que ahora tocan las Corvinas.

 

 

 

 

 

No hemos tenido peskatas espectaculares, ni por la cantidad de peska, ni por la calidad de la misma, pero curiosamente siempre ha destacado la variedad de especies con las que nos hacíamos, Sargos, Bailas, Besuguitos, Herreras, Jureles, Roncadores y Parguitos, no ha sido raro el día en que coincidían. Tal como se está poniendo el precio del cebo vivo, unido a las pocas capturas de algunos días, hemos decidido planificar más nuestras salidas de peska, sin importar los kilómetros recorridos; salir menos pero a mejores sitios y eso sí, consultando siempre previamente la tabla de mareas.

Hasta pronto.

 

 

 

 

 

Comentarios (9)
9 Domingo, 12 de Octubre de 2008 22:36
Luis guerrero
Hola amigos, pues nada, pasaba por aquí y aproveché para saludaros.
Un saludo cordobeses
8 Domingo, 05 de Octubre de 2008 12:12
juanito
me han encantado las fotografias,muy entretenido el relato,enhorabuena.
7 Jueves, 02 de Octubre de 2008 20:48
jose maria
Enhorabuena por la pagina¡¡¡
Espero que con ella podamos,los principiantes, disfrutar de bonitas y atractivas anécdotas sobre este arte y algun que otro consejo que no nos vendría nada mal.
En la proxima salida contad conmigo, que ya hay ganas de volver a vivir la espera de esa pieza que tanto se nos antoja.

MUCHA SUERTE A TOD@S
6 Jueves, 02 de Octubre de 2008 15:55
Edalpi
Muchas gracias Luis por tu comentario. Después de releer tu blog hay muchos relatos o comentarios que tambien "me han llegado",sobre todo el del "Un chandal sin bolsillos".
Un saludo.
5 Martes, 30 de Septiembre de 2008 22:31
Luis Guerrero
Estupenda crónica. Tras esas fotos hay cientos de hora de pesca, anécdotas, bromas...y el encanto de pescar de noche con los amigos en la playa. La verda es que hace mucho tiempo que no lo hago. Recuerdo esas jornadas nocturnas con mi padre en Matalascañas, cuando había peces. Nunca olvidaré cuando entraban los bandos de chovas al medio día y las decenas de cañas de los que allí estabamos comenzaban a doblarse, una tras otra. Era impresionante. Al leer el relato de Eduardo me he puesto un poco melancolico...señal de que me "ha llegado"
Felicidades por todo ello.
4 Martes, 30 de Septiembre de 2008 22:27
Fátima
Hola peskadores:
Cada día me llama más la atención vuestra pasión por la pesca, es impresionante con que ilusión elaborais cada articulo, y ni que decir tiene, como os empleais a fondo las horas previas a cada eskapada, para que no quede ni un cabo suelto. Me gusta contemplar, no sin cierta envidia esos preliminares; la puesta a punto de las cañas, la elección de los cebos, las consultas a la tabla de mareas... No quedan muchas aficiones sanas como la vuestra.Pero el mejor momento... degustar el resultado de la peskata.
Saludos.
3 Martes, 30 de Septiembre de 2008 21:19
Javi Mateos
el mar, tan dificil pero gratificante a la vez, solo para verdaderos apasionados de esta arte salado, siempre tendran mi reconocimiento todos estos pescadores que lanzan sus cañas y pacientemente esperan esa picada, bonitas fotos y seguro que es mejor planificar un poco las salidas, el mar esta tambien machacado por todos, pero siempre sale alguna buena captura, lo del los lenguados parece divertido una especie de spinning maritimo,
saludos
2 Martes, 30 de Septiembre de 2008 16:33
J Alfonso
Vaya capturas!!!, fantásticas fotos. Cada vez me esta llamando más la atención acompañaros un día de estos. A la próxima me apuntooo...
1 Martes, 30 de Septiembre de 2008 12:36
Miguel A.
Qué pedazo de corvinas! y qué buenas las pescatas..Espero estar pronto de nuevo por Málaga y echar otra noche de pesca como en la que estuvimos con Higinio. Por cierto, no he logrado encontrar las fotos con el lenguado que relatas; seguiré buscando y te las envío. Enhorabuena por el artículo.Saludos

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Comentario (puedes utilizar código HTML aquí):
  La palabra para verificación anti SPAM. Letras minúsculas sólamente y sin espacios.
Palabra de seguridad: