Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Relatos Jornadas Este río es un tesoro

Serpenteantes y bulliciosas, cristalinas y azules, entre montañas  tamizadas de un sinfín de intensos  verdes regalados por encinas, alcornoques y quejigos, fluyen aún salvajes estas aguas de una pureza virginal, flanqueadas en su largo recorrido por los muros de horadadas rocas que entre tamujos y adelfas acompañarán al pescador más afortunado.

 

 

 

 

Aún hoy se me estremece el cuerpo de pensar que estuve pescando en este paraíso. A nuestra llegada al lugar una cigüeña negra remontó el vuelo aguas arriba, en busca de su particular refugio, en lo más recóndito de este bosque mediterráneo. Algunas águilas, probablemente perdiceras, sobrevolaban los collados en busca de sus presas, que despavoridas y asustadas emprendían su potente y precipitado vuelo barranco abajo. Precediendo nuestros pasos, las orillas más arenosas delataban la presencia con sus huellas de nutrias, venados y jabalíes. Entre tanto, el característico pitido del martín pescador nos previene de su inminente llegada para poder disfrutar de lo metalizado de su plumaje en el rasante y veloz vuelo con el que nos deleita.

 

 

 

 


Mientras, en el agua, la vida rebosaba allá donde mirásemos. Barbos, carpas, bogas, bordallos e incluso basses, junto con un sinfín de pequeños pececillos difícilmente identificables a simple vista, nadaban tranquilos por estas bien oxigenadas aguas. Bajo las piedras sumergidas en las corrientes mejor situadas, larvas de tricópteros y pequeños insectos desarrollaban sus cuerpos en esta etapa vital, antes de continuar con su ciclo.

 

 

 


Las nubes altas que nos acompañaron a lo largo de toda la jornada, bien nos libraron de acabar tostados por la abrasión del implacable sol, aunque impidieron una mejor visión del fondo del rio a través de nuestras gafas polarizadas. También el aire quiso compartir jornada con nosotros y en su pertinaz paso por el barranco, rizaba la superficie del agua creando bellos destellos, aunque incómodos para nuestro fin. No obstante, la temperatura suave y primaveral hizo que disfrutáramos aún más junto con nuestros amigos José Antonio y Pepe en este memorable día.

 

 

 

 

 

 


La variedad de equipos, técnicas y moscas que empleamos para pescar confirman el dicho de que “cada maestrillo tiene su librillo”. Cañas del 6, del 4 y del 3, con líneas flotantes WF o DT, de su mismo número o uno superior. Bajos cónicos o torsionados, fabricados o comprados, de 7 o 9 pies. Tipets de fluorocarbono o nylon normal, moscas hundidas o secas, realistas o atractoras, grandes o pequeñas… En definitiva, mil y una combinaciones diferentes para un mismo estilo de pesca, pero todas ellas efectivas, sin lugar a dudas.

 

 

 

 

 

 

 


Aunque esa subida del pez a la mosca seca es una de las sensaciones más reconfortantes para el pescador de mosca, me considero más partidiario de la ninfa. Me gusta ver cómo aparecen de la nada los peces escondidos en sus recovecos tras el “plip” que una mosca bien lastrada produce en el agua. Me encanta ver derivar tras la ninfa a los barbos que comen tranquilos bajo la relativa protección que les proporciona la espuma de una chorrera al caer en un pozón. Se me altera el pulso al ver a un buen barbo inspeccionar minuciosamente mi mosca bajo el agua cristalina, hasta convencerse de que aquel puñado de plumas y pelos atados con seda de montaje por mis propias manos, se corresponden con algún tipo de  larva que forma parte de su dieta habitual. Es entonces cuando clavas instintivamente y sientes la potencia del  animal, que prendido de un pequeño anzuelo sin muerte del 14, sujeto por un fino hilo del 0.15, hará todo lo posible por salir airoso de esa situación sin saber que su liberación estará pronta.

 

 

 

 

 

 

 


Uno se va de un lugar como éste con tantas y tan buenas sensaciones que no se llegan a explicar bien simplemente con las palabras. Hay que estar allí para verlo, para olerlo, para sentirlo. Es un auténtico tesoro que hay que cuidar para poder disfrutarlo por siempre.

 

Comentarios (13)
13 Jueves, 28 de Abril de 2011 19:59
Antonio J.
Por cierto, no sé si estoy un poco despistado pero de qué río se trata??
12 Domingo, 17 de Abril de 2011 20:03
Pepe Romera
Miguel me alegro que lo pasaras teta con nosotros, y que Juan Alfonso disfrutara tambien, los buenos amigos cuando podemos ayudar lo hacemos. Hoy te mende unas fotos de otro sitio maravilloso, espero que te gusten.
11 Viernes, 08 de Abril de 2011 07:32
Miguel-Peskacor
La verdad es que lo pasamos genial; en un sitio como éste,es difícil no hacerlo.
Alvaroblack, tenemos pendiente aún una jornada, que no se nos olvida...
Alvaro-Peskacor, lo que tienes que hacer es venir de verdad a pescar con nosotros, que este año se te está resistiendo más de la cuenta.
Chopiki, gracias por participar en la web y sí, la verdad es que aquello es un paraiso.
Alvaro-Satubetis, qué te voy a contar a ti que no sepas acerca de la compañía, jejeje. Estos dos hacen una pareja genial!
Barbux, gracias por tus amables palabras, de nuevo fue un auténtico placer.
Jose, allí teneis "unos cuantos" como éste, pero la verdad es que el barbo gitano es caso aparte..
Eduardo, lo único que tienes que hacer es avisar y organizamos algo parecido.
Manuel, eso de Cervantes, jejeje no es que me quede grande, me queda imposible.
Leo, fiel como de costumbre, muchas gracias tus palabras y sabios consejos.
Saludos a todos y gracias por vuestros comentarios
10 Viernes, 08 de Abril de 2011 02:19
Leo kutú
Hno. de los anzuelos, miguel:
Qué lindo que hayan disfrutado a pleno de un lugar maravilloso.
Que vengan muchísimos más similares a este.
Un abrazo giagante y,...
Un afectuoso sapukay.-
9 Jueves, 07 de Abril de 2011 18:44
Manuel Saez
Miguel...¿Cervantes?. Preciosa narración de una jornada de pesca. Enhorabuena a los cuatro y que sepais que no me da nada de envidia...¡¡que vá!!

buena pesca a todos
8 Miércoles, 06 de Abril de 2011 19:49
Eduardo/Peskacor
Ya voy teniendo ganas yo también de pescar un río como ese, pero me parece que tendré que espera a que se abra la temporada truchera de alta montaña. Hace tiempo que no andurreo por un sitio así, por lo que no espero el momento para hacerlo.
Los montajes de las fotos estupendos.

Un saludo desde Málaga
7 Miércoles, 06 de Abril de 2011 15:38
Jose
!!Eso es un RÍO¡¡ (Con mayúsculas). Entorno y cauce, forman un solo ser. La cada vez más escasa cigüeña negra aún sobrevuela el lugar. Por lo demás, he de decir que aquí también tenemos buenos parajes, pero en ninguno disponemos del bellísimo barbo gitano. Joooo, yo también quieroooo

Enhorabuena por la jornada. Veo que lo pasais en grande.

Saludos a todos.
6 Martes, 05 de Abril de 2011 21:12
Barbux
Tu deberias escribir mas, Miguel. Has pintado la jornada a la perfeccion. Hasta llega a olerse el tomillo.
Mi mas sincera enhorabuena por la narracion.
Tambien por las fotos que, al igual que la pasada entrada, estan Chapó.
Tambien para mi fué un placer teneros como compañeros de aventura.
Otro saludo para ti, Alvaro. Espero verte pronto.
5 Martes, 05 de Abril de 2011 20:57
Álvaro-Satubetis
Joeeeeeeeeeeeee¡¡¡ Me ha dado pena hasta que se acabe la entrada Miguel, el río es precioso, los barbos magníficos y la compañía inmejorable. Me alegra que disfrutarais tanto.

Un saludo
4 Martes, 05 de Abril de 2011 12:46
chopiki
No ves como disfrutais en esos paraisos.
La historia es fantastica Miguel y las fotos muy bonitas.
Miguel te deje un mensaje en el foro el otro dia.
Nos veremos. Buena pesca.
3 Martes, 05 de Abril de 2011 09:57
Álvaro - Peskacor
Buffff...la verdad es que pone los pelos de punta de la emoción. Me he metido en la historia y he estado con vosotros realizando bonitos lances y capturando a nuestro querido amigo.
Gran entrada, si señor.
Quiero aprovechar para dar un saludo a Barbux y a Pepe, a los cuales hace tiempo que no veo.
Un saludo desde Jaén y nos vemos cerquita del agua
2 Lunes, 04 de Abril de 2011 21:52
Alvaroblack
Una gran entrada Miguel disfruta uno mismo solo leyendo la entrada. Enhorabuena por ese día de pesca tan bien explicada y con tanto detalles del dia y de la forma de pesca un 10.

Saludos
1 Lunes, 04 de Abril de 2011 20:51
J Alfonso - Peskacor
Me has puesto los pelos de punta leyendo la entrada Miguel; y aunque como bien dices, explicar con palabras las sensacionaes vividas es muy complicado, has transmitido la esencia de la jornada perfectamente.

La experiencia de pescar con Miguel, Pepe y Jose Antonio ha sido fantástica, y personalmente he disfrutado de lo lindo en este rio de ensueño.

La cosa está calentándose por momentos, y promete, vaya si promete...

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Comentario (puedes utilizar código HTML aquí):
  La palabra para verificación anti SPAM. Letras minúsculas sólamente y sin espacios.
Palabra de seguridad: