Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Relatos Jornadas ¿Lucios en agosto?

Que la web se haya retirado un mes a rehabilitación, no quiere decir que también nosotros lo hayamos hecho. Como os podéis imaginar las salidas de pesca en el asfixiante mes de agosto andaluz se convierten en toda una aventura. Y eso es precisamente lo que más nos gusta a nosotros; salir cada fin de semana con nuestras piraguas en busca de nuevos y mejores escenarios de pesca en los que dar rienda suelta a nuestra afición.

 

A finales de julio, con temperaturas máximas rondando los cuarenta y mínimas que no bajaron de treinta, Fernando y un servidor nos aventuramos a pasar un día en el mismo embalse en el que grabamos para el programa de Canal Sur2, Lances. Y es que aquel día no se nos quedó un buen sabor de boca, y eso había que arreglarlo.

 

 

 

 

Estas aguas albergan una muy abundante población de ciprínidos, entre los que destaca el barbo, con tamaños medios muy buenos que no bajan del kilo y medio, habiéndose convertido junto con el bass, en el superdepredador del pantano. Sus hábitos alimenticios se han modificado desde la introducción del alburno, lo que complica un poco la pesca a mosca. No obstante, a estos barbos les resulta muy difícil resistirse al “plip” que hacen nuestros bichos de foam al caer al agua.

 

 

 

 

Recuerdo que aquel día la actividad en las orillas fue buena. Aumentó a medida que avanzaba la mañana, y con ella el sofocante calor. Había que ser muy sigiloso y realizar largos lances con posadas muy suaves, pues los barbos andaban muy orillados y recelosos debido en parte a lo cristalino de estas aguas. Todo ello nos obligaba a pescar con largos bajos del 0.20 como máximo y anzuelos del 14; bajos que acabaron partiéndose tras la picada de muchos de estos grandes peces y anzuelos rectos como palos.

 

 

 

Las carpas también dieron la cara y llegamos a algunas réculas en las que había grandes concentraciones alimentándose en el lodo. Pero este día no eran nuestro objetivo, aunque alguna que otra entró a nuestras pequeñas ninfas.

 

 

 

En esta lucha entre los elementos y el pescador, ganó el primero… como no puede ser de otro modo, y con las botellas de agua vacías y nuestros cuerpos tostados por el sol, tocamos retirada y marchamos, pero habiéndonos cobrado nuestra recompensa a tan gran esfuerzo con unos cuantos barbos que a día de hoy nadan libremente sin tan siquiera recordar nuestro paso por allí.

 

 

No toda ha sido pescar durante estos días pasados. En las tardes más calurosas en las que salir a la calle resultaba misión imposible, he dedicado parte de mi tiempo al montaje de moscas de las que posteriormente han dado buena cuenta carpas, barbos y truchas.

 

 

 

También ha habido tiempo para compartir unos lances en agua salada aprovechando la presencia de mi hermano en Málaga. Junto con la familia, las maletas y todo el follón que suponen un par de semanas fuera de casa, viajó por si fuera poco la piragua, y con ella, las cañas de pescar. Tras varios intentos fallidos a causa del mal estado del mar, al fin pude estrenarme en agua salada y siguiendo los consejos de Eduardo, pudimos echar una agradable tarde en la que los jureles entraron a las plumillas hasta de cinco en cinco.


Alguna tarde que otra, tras terminar la jornada laboral y con el mono apretándome para coger las cañas, me he escapado en solitario cerquita de casa para no correr demasiados riesgos. Las carpas han sido mi metadona en esta fiebre por la mosca que cada día me tiene más enganchado.

 

 


La penúltima de estas jornadas veraniegas transcurrió en uno de los más bellos y frágiles parajes que aún quedan en estas serranías. Este maravilloso rio sufre una presión constante por muchos y variados frentes. Además de que sus aguas son embalsadas hasta por tres grandes presas, a lo largo de su recorrido también es contaminado por las aguas sin depurar de algunas poblaciones y urbanizaciones que no respetan la normativa. Este año de abundantes lluvias ha sido un verdadero alivio para este agónico rio que hoy parece dar signos de su recuperación.

 

 

 

 

 


En nuestra excursión por sus orillas en busca de los grandes barbos residentes que moran en sus pozas, nos cruzamos con una simpática pareja de nutrias que durante un breve instante posaron desde lejos para nuestras cámaras. Qué maravilla poder disfrutar de escenas como ésta.

 

 


Y es que este rio alberga auténticos submarinos. Son barbos muy sanos, sin presencia alguna de parásitos en sus escamas y que presentan una morfología recia y potente. El tamaño medio rondará los dos kilos, y aunque la población no es muy abundante, tiene mucha calidad. No presentan grandes remilgos a la hora de tomar nuestros engaños, pues la presión de pesca es escasa, aunque hay que andar con sigilo pues es fácil que nos vean y huyan asustados. Para pescar este rio hay que tener buenas piernas, ya que los accesos públicos son pocos y hay que andar y vadear durante unos cuantos kilómetros antes de llegar a las zonas de pesca.

 

 


Estas aguas son compartidas por nuestro barbo con carpas, basses y lucios, además de algunas bogas, y por supuesto por el omnipresente alburno, que como en muchos sitios está consiguiendo desplazar a otras especies autóctonas.

Aunque David está a punto de sucumbir a los encantos de la mosca, ese día prefirió pescar a spinnig con pequeños peces artificiales y ondulantes de pequeño tamaño. Tuvo dos picadas espectaculares que acabaron con la rotura del hilo tras un rato de pelea, y es que como digo este rio alberga auténticos monstruos. Por nuestra parte, Fernando y yo tuvimos mejor suerte y pudimos hacernos con unos cuantos barbos de buena talla.

 

 


Este pasado fin de semana de nuevo David, Fernando y yo planeamos nuestra salida, esta vez con los kayaks y en embalse, con la intención de echar el día completo. El calor volvió a estar muy presente a lo largo de toda la jornada lo que nos obligó a bañarnos en varias ocasiones durante el día.

 

 

Aunque los barbos no estuvieron muy por la labor Fernando y yo conseguimos capturar algunos. Sin embargo, los basses sí estuvieron más activos y por las orillas deambulaban algunos grupos entre los que destacaban algunos ejemplares de muy buen tamaño, de lo cual David supo aprovecharse capturando este gran ejemplar de casi dos kilos y medio.

 

 

 

La anécdota del verano la han protagonizado los dos lucios que capturó David este día. Normalmente la pesca del esócido se asocia a temperaturas mucho más frias (recordemos los cuarenta grados de esta jornada) y a estaciones como otoño e invierno en las cuales es más fácil verlos por las orillas. Su captura no fue del todo casual, ya que en ese instante David se encontraba trabajando a conciencia una zona en la que la sonda le marcaba una gran concentración de peces en una capa de agua superficial, pero muy cerca de una fuerte depresión, circunstancia que seguramente estaban aprovechando estos dos ejemplares para atiborrarse de pequeñas y medianas tallas. Lo cierto es que no sabíamos de la presencia del esócido en estas aguas, pero tras este día todas las dudas se han despejado.

 

 

 

Aún quedan muchos días de calor sofocante, pero lo peor ya ha pasado. Vienen por delante días muy propicios para la pesca en los que los basses ocuparán un lugar protagonista, aunque sin dejar de tener en cuenta las eclosiones de hormigas aladas que esperemos nos traiga alguna tormenta veraniega. De todo ello trataremos de dar buena cuenta.

Saludos y buena pesca.

Comentarios (9)
9 Jueves, 23 de Septiembre de 2010 18:58
Álvaro - Peskacor
Ole, entrada en condiciones.
jejejejejejeje
Para la próxima espero estar presente si el trebajo me lo permite.
Un abrazo a todos y nos vemos cerquita del agua
8 Viernes, 17 de Septiembre de 2010 10:23
Alvarobetico
Si que os lo habeis pasado bien en estas jornadas capturando de todo un poco.Las fotos muy guapas, aunque todas me gustan la de ese bass me trae malo, quien lo pillara....

En cuanto a los lucios que se mas bien poco de ellos tengo un amigo que los pesca con buenos resultados en verano en los pilares de los puentes, decir tambien que los pilares estan cargados de alburnos en las inmediaciones por lo que parece que los lucios tienen todo a mano aguas frescas y comida.

Los barbos tienen un tamaño buenisimo y se ven sanotes, todo un gustazo pescarlos.

enhorabuena a todos y un saludo
7 Martes, 14 de Septiembre de 2010 19:01
Fernando-Peskacor
La verdad que soportamos el asfixiante calor de forma estoica, pero todo tiene su recompensa.
Barbux, tambien tengo ganas de estrecharnos las manos, y si no pasa nada raro, sera en breve.

Gracias a todos por los comentarios.

Siempre, captura y suelta.
6 Martes, 14 de Septiembre de 2010 00:18
David-Peskacor
Bueno, ojala siempre tocásemos tantas escamas diferentes en cada jornada! Y los barbos también entraron a rapala bastante bien, salio uno de 2,5 kg con jert-bait de rapala de 10cm. Una gozada como tira el producto Español""
SALUDOS A TODOS
5 Lunes, 13 de Septiembre de 2010 22:18
javi mateos
Le habeis dado a todos los palos ehhhhh!!! buenismimas fotografias y buen relato de todo lo acontecido en esos dias, los barbos con un aspecto bestial y tanto el bass como los lucios buenisimas capturas, pero lo de las nutrias no tiene precio.
Felicidades por la entrada y a todos los pescakores.
Saludos.
4 Lunes, 13 de Septiembre de 2010 10:45
Barbux
Una entrada bien completita, si señó. Piragua, rio, barbos, bases y hasta lucios. Vamos por partes:
- En ese embalse no es que todos los peces sean pequeños, es que tienen que venir los artistas cordobeses a sacar los gordos. Alli nos veremos pronto.
- Vaya barbacos que alberga ese rio uhhhhhhhh y hasta tiene nutrias. Esperemos que se siga recuperando. ¡¡¡¡que camiseta mas chula te gastas Miguel¡¡¡¡¡¡¡¡. Fernando, algun dia nos daremos la mano.
- David nos sigue demostrando que es un maestro con espining y miedo me da verlo con una cola de rata en la mano. Seguro que tambien lo será con ella.
- Bonita instantanea la del bas saltando.
Mis felicitaciones por la completisima entrada-resumen del estio/2010.
3 Lunes, 13 de Septiembre de 2010 08:57
Miguel-Peskacor
Bueno Alvaro, pues espero que se hayan dado bien esos exámenes y que haya merecido la pena el "encierro", y no te preocupes que terminaremos de llenar esa caja de moscas, jejeje

Kike, la vedad es que lo de los lucios nos dejó a los tres boquiabiertos, lo primero porque no sabíamos que hubiera en ese embalse, y lo segundo por sacarlos a finales de agosto y con unas temperaturas con éstas!!

Gracias a los dos por el comentario y nos vemos prontito!!!!
2 Domingo, 12 de Septiembre de 2010 15:52
kikefly
Puuffff, sin palabras sobre la jornada, preeciosas capturas y lo del lucio buenisimo.
1 Viernes, 10 de Septiembre de 2010 13:23
Álvaro-Satubetis
Un mes de Agosto muy intenso Miguel¡¡ Me alegro de que hayáis disfrutado a pesar del calor, otros hemos estado entre libros...jejej El río de las nutrias, una maravilla, un sitio precioso.

Y los montajes...sino sabes que hacer con ellos, yo tengo una caja a medio llenar.

Un saludo

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Comentario (puedes utilizar código HTML aquí):
  La palabra para verificación anti SPAM. Letras minúsculas sólamente y sin espacios.
Palabra de seguridad: